PalomaCorazón[1]

Hago votos por que la Paz y el amor, sean los verdaderos ejercicios sobre la faz de la tierra, para que la felicidad reine en el mundo.

Mi corazón late al impulso de mis mejores deseos de felicidad para todos ustedes.

DIRECTORIO


Este blog es miembro de un Directorio Internacional

GENEROSOS AMIGOS QUE ME SIGUEN

RÓTULO EN MOVIMIENTO

GRACIAS QUERIDO VISITANTE POR PASEAR POR LAS LETRAS DE MIS VERSOS

FONDO BLOG

31 de mayo de 2013

UMBRAL


Les invito a escuchar el poema en la voz de María Estela Muñoz (yaraby)


UMBRAL

El vientre cobrizo de la Pacha Mama
se embriagó de lunas y parió a sus hijos,
los acunó en su geografía alada
y les tejió de eneros, saludable abrigo.
Puso en su cause arterial, sangre aborigen,
los estrechó en su cuerpo natural bajo las nubes,
los amamantó con la pureza de sus ríos
y les mostró el milagro de escarpadas cumbres,
el verdor de sus valles y sus pampas,
sus mares, sus playas, sus paisajes,
su fauna, su flora y su linaje.
Después, abrió cual cóndor sus alas bendecidas
para concederles libertad y la aventura
de desandar caminos y elegir el rumbo,
de construir sus nidos entre fuertes rocas
o entre espesos montes y quebradas,
sobre su brazo litoral de tierra roja
o en la cintura vegetal de inmensas pampas.
Más tarde, el manto sagrado de la virgen criolla,
les reservaba los colores de la patria,
mientras en su piel de arena se escribió la historia
con la tinta roja de valiente raza.
Pacha Mama, la madre innumerable,
lloró el llanto de sus hijos y su raza.
Más tarde nació el crisol genético
con tantos que poblaron las distancias.
Fueron sus entrañas, huella sacrosanta
de inspirados poetas y cantores
sobre los escenarios naturales de su panza.
Allí habitaron los duendes de la magia
que en azul celeste y blanca serenata,
inventaron instrumentos musicales
y perpetuaron la madera en las guitarras
para poblar de música y de cantos,
el vientre terrenal de nuestra patria.
No han de callarse nunca los poetas,
tampoco callarán tantos cantores,
nuestra tierra altiva se levanta
por encima del tiempo y los fragores.

©2011Alma Mateos Taborda (princesa azul)


8 de mayo de 2013

VOLVER A EMPEZAR

Los invito a escuchar el poema en la voz de la autora

Sabes como yo, lo que es la ausencia,
la hemos mirado juntos, de algún modo…,
pero llegó el día en que supimos
que  creció el amor entre nosotros;
aprendimos a mirar hacia adelante…,
y nos salvamos del naufragio.
Allá afuera, el mundo nos parece tan distinto,
tan lleno de sueños sin distancias,
tan estupendo el camino
y tan activa la esperanza.

Miramos viendo, vemos si miramos
las razones de borrar el desencanto,
como si estuviéramos mirando
que llegó el amor de todos lados.
Volvimos juntos a encontrar el mundo,
a ser felices tan solo con mirarnos.
A ver en todo la luz y la alegría
y de sentir la ternura del milagro.
Ahora vemos el mundo de los otros
y construimos el nuestro a cada paso.

Ya pasó el vendaval de las ausencias,
el presente nos toma de las manos;
ya no hablamos de amargas despedidas
y sentimos los dos que nos amamos.
Todo conspira para ser dichosos
y navegar en el mundo de los sueños.
Ya no somos caminantes solitarios,
nos creció el amor dentro del pecho.
La vida es generosa muchas veces,
y muchas veces, lo hace justo a tiempo.

Sabes como yo, lo que es la ausencia,
la hemos mirado muchas veces juntos…,
hoy saboreamos la paz  de la presencia
porque somos aliados en el mundo.
Y nos afiliamos definitivamente en el sentido,
de que hoy empezamos una vida nueva
porque por primera vez hemos sabido,
que la felicidad ha llamado a nuestra puerta,
para recordarnos que aún, estamos vivos
y que la felicidad…, vuelve a ser nuestra.

 ©2012 Alma Mateos Taborda (princesa azul )                   


18 de diciembre de 2012

TIEMPO DE NAVIDAD

Les invito a escuchar el poema en la voz de la autora

Se acerca la Navidad
y es tiempo de perfumar el alma.
Es tiempo de recrear el amor;
el amor por los nuestros y los otros.

Tiempo de fe y tiempo de esperanzas
y del brindis por lo bueno que tenemos.
Es tiempo de sentir paz interior,
y de ayudar en la medida que podemos.

Tiempo de olvidar las injusticias
de mirar hacia adelante, ilusionados,
de ejercer con entusiasmo nuestra vida
y después de perdonar, ser perdonados.

La Navidad es un tiempo de armonías,
de milagrosa y sabia reflexión;
es tiempo de la unión entre los hombres
y de la dulce madurez que da el amor.

Es tiempo de implorar que no haya guerras.
de pedir por todos los que sufren;
por los niños que viven en las calles
y por los niños que se mueren por el hambre.

Es tiempo de paz y de armonía
donde reine la luz de la hermandad,
donde florezca el sentido de la vida,
con fe, esperanza y caridad.

Que esta Navidad nos halle unidos
trabajando juntos por un mundo mejor;
que el descontento como dueño de las calles
tenga respuestas y también la solución.

Que no andemos como pájaros heridos
y que volvamos a vivir con ilusión.
La navidad trae consigo ese milagro
que nos llena de luz el corazón.

©2012 Alma Mateos Taborda (princesa azul)
  


1 de diciembre de 2012

UN LIBRO, TU NOMBRE Y MI SECRETO (Voz de Ser Marti)

Pueden escuchar el poema en la voz de Ser Marti, un caballero español
Guardé tu nombre entre las hojas de mi libro
para que nadie conociera mi secreto;
las hojas se tornaron amarillas
pero mi amor, se mantiene siempre fresco,
y te extraño,
te imagino,
te recuerdo,
aunque haya transcurrido mucho tiempo.

Al hojear ese libro de poemas indefensos,
que no he dejado de leer en tantos años,
me parece que te asomas por las letras
como aquel día que lo trajeras de regalo.
¿Lo recuerdas?
Era el día
de la fiesta
en que yo celebraba mi cumpleaños.

Nos juramos amor definitivo, eterno,
parecíamos los arquitectos de la vida,
los artesanos magistrales de los sueños,
los equilibristas avezados de la dicha.
Y te fuiste un día
sin retorno,
sin aviso,.
sin que mediara una triste despedida.

Y no supiste de mí, de mis nostalgias,
de mi amor que los años no deshojan,
de ese esperar irremediablemente nada
ni de tu nombre escondido entre las hojas,
letras,
promesas,
campanas.
Desde allí beso tu nombre en las mañanas.

Y a veces me pregunto tantas cosas
entre poemas de amor que me acorralan
y que asoman en las hojas amarillas,
de aquel libro que tú me regalaras.
 palabras,
lágrimas,
recuerdos
y tu nombre escondido entre las páginas
para que nadie descubra mi secreto.
 
©2011 Alma Mateos Taborda (princesa azul)

24 de octubre de 2012

AMOR GITANO

Les invito a escuchar el poema en la voz de Ilargi Jaureguizuría ( Luna en la cima)


Ay niña dime que me amas,
dímelo una  y otra vez
que yo estoy enamorado
de la cabeza a lo pies.

Se me ha prendido en el alma
como una espina el amor...,
así es el amor gitano,
intenso y abrasador.

Mujer, que te amo tanto,
ojitos de verdes piedras,
con tu cuerpo saleroso
hecho de lunas y greda.

Ay niña dime que me amas,
muchacha de piel morena,
que me muero por besarte,
que sin ti..., llega la pena.

Así le hablaba el gitano
de los ojos azabache,
a la chiquilla morena
de los ojos de cristales. 

Que sí…, que te amo como nunca
como nunca y como a nadie,
la niña le respondía…,
pero no quieren mis padres.

Nos veremos a escondidas
hasta que la rabia pase,
hasta que un día comprendan
que te adoro y no se enfaden.

Con este vestido rojo
adornado con lunares,
te encontraré cada noche
sin que lo sepan mis padres.

Moreno de mis amores,
caballero de ojos negros,
ven a pintarme la boca
con púrpura de tus besos.

Se encontraban cada día
con el sol lanzando fuego
y también en muchas noches,
cuando no podían verlos.

Anda y ven, dime que me amas,
mi niña que yo te quiero,
Anda y ven, dime que me amas,
niño de los ojos negros.

Los padres al enterarse
de los furtivos encuentros,
castigaron a la niña
con un prolongado encierro.

Pero un día en su ventana,
vio a su amado entre los hierros,
Ay niña dime que me amas,
mi niña…, que yo te quiero.

Yo te amo gitano mío,
como no he amado a nadie,
 no habré de dejarte nunca,
aunque lo quieran mis padres.

Se intercambiaron amores
y traficaron sus besos.
Niña, que te amo tanto…,
gitano cuánto te quiero.

Hicieron pacto de sangre
y en la sangre del pañuelo,
quedó escrita para siempre
la promesa que se hicieron.

Gitano mío, gitano,
me moriré si me dejas,
para que nunca me olvides
júralo junto a la reja.

Uniremos nuestras vidas
muy pronto ante los altares,
yo, con mi vestido rojo
adornado con lunares,
tú, vestido de Gitano,
yo, con corona de azahares.

Y no podrán separarnos
ni mi madre ni mi padre;
siempre andaré por la vida
contigo asido a mi talle
y contaremos felices,
este amor en todas partes.

Después se durmió la niña
de ojitos de verdes piedras,
soñando con su gitano
sobre su cuerpo moreno,
hecho de lunas y greda.

¡Niña anda y dime que me amas…,
mi niña que yo te quiero.
Gitano dime que me amas…,
mi gitano de  ojos negros!

©2012 Alma Mateos Taborda (princesa azul)




12 de octubre de 2012

NO ME ACOSTUMBRO, AMOR, NO ME ACOSTUMBRO

Les invito a escuchar el poema en la voz de Ser Marti


No me acostumbro amor, no me acostumbro,
a susurrarle mis nostalgias a la luna,
con un ruego de duendes taciturnos
que intentan descifrar lo que es la ausencia.
A que febo me amanezca en la ventana
y no estés a mi lado como antes,
para conferirte mi sonrisa en las mañanas.
No puedo, no, vestirme de tórridos eneros
en este verano que me hiela el alma,
cuando llora en mi ser una canción de invierno
sobre una lluvia que no admite pausas.
No puedo escoltar el canto de cigarras
que anuncian el infierno de las siestas
porque abruma y duele la nostalgia,
que en cada poro de mi piel hace su fiesta.
No me acostumbro amor, no me acostumbro
a esta lejanía sin respuestas,
a este modo de inventar caminos
que están llenos de olvidos y de rejas.
A que mis pies descalzos no jueguen con los tuyos
y a esta soledad  donde descubro
el éxodo de palabras sin refugios.
A no despertar la musa de mis versos
que hoy añoran los sueños sin quimeras,
donde se encendían archipiélagos de besos
si se abrían los pilares de la entrega
y te ibas lentamente hacia la rosa,
que nos llenaba de placeres y de pájaros,
mientras decíamos a gritos sin palabras
porque ejercitábamos un discurso de miradas.
No me acostumbro, amor, no me acostumbro,
a palpitar tu ausencia  y me anochezco
sobre un terreno de sombras que no alumbro,
donde se desvanece la esencia de los sueños.
No me acostumbro a esta nostalgia que me muere
y que quisiera que nunca de ella sepas,
porque es como las espinas que te hieren
en el vértice del alma y fuera de ella.
A esta distancia que nos mantiene separados,
a la ruda indolencia de insomnios nocturnos,
donde hay responso de pájaros callados,
apretados por el yugo del silencio.
En tus brazos ausentes me guarezco
sin que sepas que calla la musa de mis versos
porque es tu ausencia la cruz que no merezco,
en el final sin final, de aquel amor profundo
que lastima duramente hasta los huesos…
Y no me acostumbro, amor, no me acostumbro.

©2012Alma Mateos Taborda (princesa azul) 

                    



ESCUCHEN LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO - MÁS ALLÁ DE LAS COLINAS - EN LA VOZ DE ALMA MATEOS TABORDA

ESCUCHEN LA PRESENTACIÓN DEL BLOG "MAS ALLÁ DE LAS COLINAS"